¿QUÉ PUEDO HACER PARA SUBIR NOTA EN SELECTIVIDAD?

Si no estás conforme con tu nota, y  quieres mejorarla, puedes actuar de la siguiente forma:

  1. Volver a presentarte.

Tanto si has aprobado como si no, puedes volver a presentarte a las pruebas de acceso en cualquier nueva convocatoria, con el fin de mejorar la calificación obtenida. Las nuevas pruebas deberás realizarlas en la misma Universidad, salvo que justifiques un cambio de residencia.

La superación de la fase general (la nota de acceso) tiene una validez permanente. Mientras que la calificación de las materias de la fase específica solo tienen validez para la admisión en la Universidad durante los dos cursos académicos siguientes a la superación de las mismas.

  1. Reclamar o solicitar una doble corrección.

Una vez publicadas las calificaciones de las pruebas, si no estás de acuerdo con las notas puedes, en el plazo de 3 días hábiles, optar por:

  • Solicitar ante el Presidente del Tribunal una segunda corrección de los ejercicios en los que consideres que mereces una nota mayor.

Los ejercicios sobre los que se haya presentado solicitud de segunda corrección, serán corregidos por un profesor especialista distinto al que realizó la primera corrección. La calificación resultará de hacer la media aritmética entre ésta y la primera calificación. En el supuesto de que existiera una diferencia de dos o más puntos entre ambas calificaciones, un tribunal distinto efectuará una tercera corrección. La calificación final será la media aritmética de las tres calificaciones. Las solicitudes se resolverán en el plazo de cinco días hábiles desde la finalización del plazo de presentación.

El estudiante tiene derecho a ver el examen corregido tras la segunda corrección, en el plazo de 5 días.

Los resultados finales se hacen públicos en los Institutos de Enseñanza Secundaria y se pueden consultar en las Unidades de Gestión de Alumnos de la Universidad que realiza la prueba.

A partir de la fecha de publicación de la resolución del proceso de doble corrección, los alumnos podrán presentar reclamación ante la Comisión Organizadora de las pruebas, en el plazo de 3 días hábiles.

 

  • Presentar Reclamación ante la Comisión Organizadora.

Podrán presentar reclamación ante la Comisión Organizadora en el caso de observar que no se han cumplido los requisitos establecidos en la normativa, en cuyo caso quedará excluida la posibilidad de solicitar la segunda corrección.

Con el fin de evitar demoras en la recepción y agilizar la resolución de tu reclamación, te recomendamos que la envíes en el impreso oficial, que podrás recoger en tu Instituto y que debidamente razonada, la entregues directamente en la Unidad de Gestión de Alumnos del Campus de tu provincia.

 

Puedes consultar más información en esta página especial sobre la selectividad: http://pre.universia.es/selectividad

También puedes consultar el RD 1892/2008, de 14 de noviembre.

 

ACCESO A LA UNIVERSIDAD DESDE FORMACIÓN PROFESIONAL DE GRADO SUPERIOR

¿Se puede acceder a la Universidad del F. P.?

Si has finalizado un Ciclo Formativo de Grado Superior y, por tanto, estás en posesión de un Título de Técnico Superior de Formación Profesional, Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño, o Técnico Superior Deportivo podrás acceder sin necesidad de selectividad a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado.

Si quieres acceder a los estudios universitarios que tienen más demanda que oferta de plazas, y por tanto una nota de corte más alta, entonces tendrás que presentarte a la fase específica de la selectividad.

Estos estudiantes tienen un acceso preferente a determinados estudios universitarios de acuerdo con lo dispuesto en el anexo II del RD 1892/2008, de 14 de noviembre.

Tu nota de acceso es la nota media del ciclo, pero si quieres mejorarla, debes presentarte a la fase específica de la PAU de las materias de modalidad de bachillerato que estén relacionadas con los estudios universitarios que desees cursar.

Para el acceso a la Universidad, si el número de solicitudes es superior al de plazas ofertadas, las universidades públicas utilizarán para la adjudicación de las plazas la nota de admisión que corresponda, que se calculará con la siguiente fórmula y se expresará con dos cifras decimales, redondeada a la centésima más próxima y en caso de equidistancia a la superior:

Nota de admisión = NMCF + (a x M1) + (b x M2)

NMCF Nota media del Ciclo Formativo
M1, M2 Las dos calificaciones de las materias superadas a la fase específica más favorables para la admisión que el estudiante solicita.
A, b Coeficientes de ponderación de las materias de la fase específica.

 

Los coeficientes (a ó b) de las materias de la fase específica serán igual a 0,1. Las Universidades podrán elevar dicho parámetro hasta 0,2 en aquellas materias que consideren más idóneas para seguir con éxito las enseñanzas universitarias oficiales de Grado.

Las universidades deberán hacer públicos los valores de dichos parámetros para las materias seleccionadas al inicio del curso correspondiente a la prueba.

 

 

Las carreras más demandadas y con mejor salida

Las carreras más demandadas y con mejor salida

Medicina o Magisterio figuran entre las carreras preferidas por los estudiantes, si bien Administración y Dirección de Empresas e Ingeniería Industrial tienen mejores salidas profesionales

  • 14 de septiembre de 2012

Pese a la situación de crisis, en su mayoría, los futuros universitarios eligen la carrera que estudiarán de acuerdo a sus gustos y no a la demanda del mercado. Medicina y Magisterio figuran entre las preferidas por los alumnos, mientras queAdministración y Dirección de Empresas (ADE) e Ingeniería Industrial despuntan con mejores salidas profesionales. ¿Qué perspectiva de empleabilidad tienen estos estudios? ¿Cuáles son los criterios para elegir la carrera? La respuesta, en el siguiente artículo.

Las carreras más demandadas

Medicina, Magisterio, Enfermería, Derecho o Enseñanza comercial y administración son algunas de las carreras más demandadas

Medicina y Magisterio son cada año dos de las carreras preferidas por los estudiantes universitarios. Los gustos predominan frente a la demanda en el momento de decidir el futuro profesional. Laureano González Vega, coordinador de Evaluación de Enseñanzas e Instituciones de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), considera además que así debe ser. Asegura que “ligar la definición de un plan de estudios a las demandas del mercado laboral en un momento determinado es un errorporque es posible que, al licenciarse, el mercado laboral pida otras cosas”.

El Informe General de Preinscripción Universitaria de la Conselleria de Educación, Formación y Empleo de Valencia ha revelado que, junto con las citadas carreras, las más demandadas son Enfermería, Administración y Dirección de Empresas, Derecho, Psicología, Ingeniería Informática, Fisioterapia y Arquitectura. Los gustos son diferentes y, una vez más, en algunos casos no coinciden con las demandas del mercado. Bajan en la clasificación Criminología y Periodismo. Destaca la novena posición del Grado en Diseño y Desarrollo de Videojuegos, que se imparte por primera vez en España.

Estas preferencias coinciden con la vigésimo primera edición de una guía que recoge las 50 titulaciones más demandadas por los estudiantes. En ella se incluyen también otras carreras como ADE, Economía, Historia del Arte, Logopedia, Educación Social, Enfermería, Publicidad y Relaciones Públicas, Biología, Química, Nutrición y Dietética, Odontología o Ciencias Políticas. En la última publicación se destacan también las mejores universidades para cursar estas titulaciones, ya que pretende ser una guía de ayuda para los estudiantes, en el momento de tomar su decisión.

La última Estadística de la Enseñanza Universitaria en España del Instituto Nacional de Estadística (INE), relativa al curso 2010/2011, señala que, en ese curso, los grados con más alumnos de nuevo ingreso fueron Enseñanza comercial y administración (14,3%), Ciencias sociales y del comportamiento (12,8%) y Formación de personal docente y ciencias de la educación (12,0%). Los estudios no adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) con más estudiantes matriculados fueron la licenciatura en Derecho (7,5%), la diplomatura de Maestro (7,5%) y la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas (6,6%). Respecto a los estudios adaptados al EEES, el mayor número de graduados se contabilizó en Arquitectura y construcción (54,9%), Salud (14,5%) y Formación de personal docente y ciencias de la educación (7,1%).

Las carreras con mejores salidas profesionales

Administración y Dirección de Empresas (ADE), Ingeniería Industrial y las titulaciones de la rama técnica en general suponen el mayor número de contratos

Sobre todo en estos momentos de crisis, con altas tasas de desempleo, se buscan los nichos de mercado donde desarrollar la carrera profesional con garantías. Sin embargo, esto no significa que los gustos coincidan con las necesidades. Un reciente ranking elaborado por Randstad Professionals determina que las carreras con mejor salida profesional son Administración y Dirección de Empresas (ADE) e Ingeniería Industrial. El resultado coincide con un estudio anterior de Adecco Professional en colaboración con Infoempleo, según el cual, la carrera de ingeniería industrial es la más solicitada en las ofertas de empleo.

Estos titulados tienen más facilidades para encontrar un trabajo de calidad, si bien se valoran otras cualidades como el dominio de idiomas o la experiencia. Estos son aspectos que a menudo inclinan la balanza hacia un candidato u otro.

El informe de Randstad Professionals considera que la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas es una de las titulaciones con mejores salidas profesionales, puesto que se centra en el ámbito económico, en un momento en el que se necesita relanzar la economía. En cuanto a la carrera de ingeniería industrial, se asegura que registra uno de los mayores números de contratos. Pero no es la única. También se valoran las carreras de Ingeniero técnico en Informática, Farmacia, Química y Ciencias Empresariales. Los resultados avalan que las titulaciones de la rama técnica acumulan un mayor volumen de contratos.

El tercer Informe de Carreras con más salidas profesionales, por su parte, sitúa a la Ingeniería Industrial como la carrera más demandada por las compañías, seguida por Administración y Dirección de Empresas, Informática, Ingeniería Técnica Industrial, Economía, Derecho y Medicina. Algunas de ellas, incluso, registran déficit de titulados para cubrir las ofertas de empleo, como las Ingenierías Industriales, Informática, Telecomunicaciones, Caminos y Medicina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Buscando a los futuros estudiantes de carreras científico-tecnológicas

Buscando a los futuros estudiantes de carreras científico-tecnológicas

septiembre 25, 2014

Muchos de los alumnos que han superado recientemente las pruebas de acceso a la Universidad se han enfrentado a una difícil decisión que puede condicionarles para el resto de su vida: la elección de los estudios universitarios. Según datos actuales, las carreras más demandas por los estudiantes son las que tienen que ver con las Ciencias Sociales y Jurídicas, que atraen a casi la mitad de los sujetos que eligen cada año, y las carreras de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas,  que son elegidas por un número considerablemente más bajo.

A pesar de ser carreras menos elegidas por los estudiantes, la demanda de titulados en estudios de corte científico-tecnológico sigue aumentando a un ritmo relativamente rápido.

De hecho, para todas las ramas en las que se clasifican las carreras universitarias, la oferta de empleo ha crecido de manera desigual.

El problema lo vamos a encontrar de aquí a unos años cuando la oferta de empleo en estas titulaciones no pueda cubrirse al no disponer de suficientes titulados. Tal y como apunta la National Science Foundation (2010) la tasa de empleo en los campos de ciencia e ingeniería aumentó una media de un 3,3% entre 2004 y 2008, frente a un incremento del 1,3% en el resto de las ocupaciones. Para 2018 (en EEUU), se prevé que 9 de las 10 ocupaciones de mayor crecimiento dependerán de la formación en ciencias y matemáticas, y se estima también que muchas ocupaciones relacionadas con la ciencia y la ingeniería crecerán más rápido que la tasa promedio para todas las ocupaciones. Estos datos sugieren que las instituciones de Educación Superior se enfrentarían a una necesidad sin precedentes de aumentar el número de estudiantes que cursan estudios en las disciplinas científico-tecnológicas.

El autor de este trabajo sugiere que la elección de este tipo de carreras está influida por la intención de especializarse en Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas desde la Educación Secundaria, por los logros obtenidos en matemáticas en esta etapa, y por las experiencias en el Bachillerato, tales como la interacción académica y la orientación vocacional.

La investigación pasada ha identificado algunas de las razones que llevarían a un estudiante a persistir o a abandonar los estudios relacionados con las ciencias,  como por ejemplo una exposición temprana a materias científico-tecnológicas con alta competencia en ellas (Anderson & Kim, 2006), un plan de estudios en la etapa secundaria con materias de ciencias y matemáticas, la participación en cursos avanzados de matemáticas y ciencias (Ellington, 2006); una buena información al principio del proceso de búsqueda de empleo, y las oportunidades, experiencias y apoyo recibidos a la hora de elegir los estudios universitarios (Chang, Sharkness, Newman, & Hurtado, 2010); la selección de estudiantes que haga la propia institución (Strayhorn, 2010); la calidad y diversidad de la Facultad (Leach, 2010); y la experiencia vivida en el aula.

Se han realizado trabajos sobre la persistencia y la finalización de los estudios de la rama científico-tecnológica, pero no se ha trabajado tanto en lo que lleva a un alumno a elegir este tipo de estudios al terminar su etapa de Educación Secundaria. Parece que la decisión tiene que ver con el interés hacia las matemáticas y las ciencias, así como con la propia valoración que hace el estudiante de su competencia, con el modo en que ha cursado estas materias en Secundaria, el origen social y el nivel educativo de los padres (se han encontrado algunas evidencias que muestran que los alumnos con SES más bajo y pertenecientes  a minorías, las eligen en menor medida) (Chen y Weko, 2009). El autor pone de manifiesto la estrecha relación entre la percepción que tienen los alumnos sobre sus aptitudes matemáticas y su deseo de elegir estudios universitarios de la rama científico-técnica. También demuestra que el seguir cursos de matemáticas y ciencias, con buenos rendimientos en ellos y desde cursos tempranos, aumenta la posibilidad de elegir estos estudios.

De este trabajo podemos concluir que una buena orientación vocacional puede ayudar a los estudiantes a elegir sus estudios, y si se pretende aumentar el número de estudiantes que eligen carreras científico-tecnológicas, por las necesidades de profesionales de este perfil que se van a crear de aquí a unos años, habría que identificar, ya en la Escuela Secundaria, a los alumnos interesados por áreas como las matemáticas, la física, informática o tecnología, a aquellos entre cuyas cualidades destacan la capacidad de razonamiento, observación, concentración, análisis y experimentación, ya que son los que tradicionalmente se inclinan por carreras científico-técnicas. Una identificación temprana y una buena orientación vocacional y profesional, puede contribuir a que no se produzca la falta de titulados en carretas científico-tecnológicas que augura la National Science Foundation.

Covadonga Ruiz de Miguel (UCM)